martes, 25 de junio de 2019

XIX Triatlon Villa de Laredo 2019


Aunque parezca mentira todavía no había hecho un triatlón hasta hoy e iba a ser en Laredo donde me tocaría este debut particular. Ya he estado varios años por allí unas veces en el puerto deportivo (aquellos 15€ por un triatlón espectacular, como olvidarlo) y otras en la playa, así que ya conozco la zona. Mochila en ristre y con tiempo de sobra nos dirigimos hacia el lugar con un tiempo soleado y una temperatura más que aceptable para la carrera.  Al llegar comprobamos que el mercurio ha bajado un poco, pero lo que más me preocupa es el viento que hace por la zona.
Voy a por el dorsal y la primera sorpresa es que tengo que dejar una consigna de 20€ por el chip, como es algo que nunca lo había tenido que hacer me sorprende y más cuando no estaba avisado, pero tampoco es para tanto (siempre que no pierdas el chip, como le debió pasar a un participante). Mientras estoy recogiéndolo, oigo al speaker algo de que tienes que decir a la hora de recoger el dorsal en que quieres participar, que si en categorías o en absoluta, yo no entiendo nada, siempre se ha corrido contra todos y luego si perteneces a una categoría pues eso que te llevas, pero aquí parece que no. Aún así pregunto a la gente que había allí, les digo que yo soy veterano pero que yo quiero participar con todos (la verdad que no entiendo nada) y me dicen que no tengo que hacer nada. El problema es que hay dos salidas con gente la gente de las categorías las chicas y los no federados y otra “la de todos”, la verdad que no lo sé explicar, pero un puto lio.
Como parece que se está formando algo de cola me voy hacia los boxes y así dejo todo preparado, no veo por ningún lado las pegatinas del casco o la bici, cosa que nunca lo había visto. Segundo escollo organizativo al dejar la bici, es que las perchas no están numeradas, tenemos que ir dejando las bicis por orden de llegada e ir rellenado hueco.
Mira que lo de el marcaje con el rotulador nunca lo he considerado una buena idea y que no se haga me parece correcto, pero esto de no tener las vallas identificadas ni las bicis, nunca me había pasado y creo que es necesario. Ante la extrañeza de todos los allí presentes vamos dejando las cosas y claro uno pregunta si el dorsal es obligatorio en la bici (cosa que desde el año pasado no lo era), a falta de identificativo en la bici éste se hace imprescindible así que tocará ponérselo en la primera transición.
Con todo esto todavía queda un rato largo para la salida y hago tiempo mientras los telerines comen cual campestres experimentados. Media hora para la primera de esas salidas y me voy al agua. 

Foto Rakel
Desde que entras al agua hasta que te pones a nadar hay un tramo y eso va a ser un problema al principio. Antes de la salida hay un juez que está dando las instrucciones, no se le oye mucho, pero la cosa parece clara, se va acercando la hora, no hay una línea de salida definida y cada vez nos vamos yendo más a la derecha y metiéndonos poquito a poco al agua, nadie dice nada, así que pasito a pasito por la inercia vamos arañando terreno.
Se da la salida más desperdigada a la que he asistido y allí voy peleándome por intentar correr con el agua por las rodillas. A la que puedo me lanzo al agua e intento nadar, pero todos estamos a lo mismo y empieza el agobio de la natación. Ligeros golpes me van recordando lo que era esto, a la que veo mucho lio, echo el freno, “dejo pasar” e intento continuar. Llega la primera boya y colapso de nuevo, con algunos apuros la paso y empiezo a nadar más a gusto con la gente más estirada. Segunda boya de nuevo sin grandes problemas y encaramos la playa para dar la primera de las 2 vueltas. Cuando ya estamos lo suficientemente cerca me levanto, pero me pasa lo mismo que al salir, mis pequeñas piernas apenas salen del agua y me cuesta llegar a la valla de giro.

Foto Rakel
Arranco la segunda vuelta ya con más calma y con un grupo pequeño delante mío al que doy caza al llegar a la primera boya y por primera vez me consigo poner a pies. Al salir de la segunda boya veo que la gente se abre a la derecha, yo veo la boya de salida y como la tengo recta, continuo con mi trayectoria. Me levanto lo más tarde posible para comenzar la cabalgada hacia boxes. 

Foto Rakel
Al entrar en la arena mi sobrina se pone a mi par y casi me da hasta vergüenza porque va más rápido que yo y encima no para de hablar, jajaja. Llego a la bici, hago una buena transición y salgo a sufrir un poco. Me pasa San Vicente (que a la postre conseguiría un gran 3er puesto) e iluso de mi me intento pegarme a él, rotonda a la izquierda y ya empezamos hacia arriba. El circuito es bastante duro para mí, e intento llegar al final de la primera cuesta con ellos, pero a ¾ me empieza a salir el ácido láctico por las orejas y decido detener este suicidio.
Pego un parón elegante y voy a mi ritmo recuperando el aliento que tanto me faltaba. En la bajada me uno a la gente que me rebasa y consigo mantenerme con ellos. Después de la primera cuesta viene otra y luego otra y luego otra…. Van a ser cuatro vueltas subiendo y bajando continuamente y en la segunda todo comienza a ponerse aburrido, el circuito la verdad que no es muy chulo. En la última vuelta después de subir ya no sé cuántas veces, las piernas ya están tostadas y cada vez me cuesta más mantenerme con el grupo que hemos ido formando. La penúltima cuesta sufro para llegar arriba en grupo y que no se me escapen en la bajada y en la última a pesar de que la cabeza me decía que lo intentase las piernas me ponen en mi sitio y tengo que desistir, no quiero ir de cadáver por el sector de carrera. Me da pena porque empiezo a perder segundos por un tubo, pero cuando la bici no es tu fuerte hay que aceptarlo, demasiado he aguantado.
Con mi ritmo caribeño llego a la parte de arriba mientras que me ha ido rebasando la gente de atrás, pero ya solo queda afrontar la bajada y llegar al pueblo después de este infierno de circuito. 

Foto Rakel
A la hora de bajarme no sé si me van a responder las piernas y bajo con mucha cautela. Entre los aplausos de la gente me vengo un poco arriba y gracias a la buena referencia que tengo puedo encontrar mi sitio. Los años me han ido enseñando (más tarde que pronto) que no merece la pena correr con los pies destrozados por las heridas que me hacen las zapatillas y estar una semana casi sin poder andar, por lo que desde el año pasado pierdo un pelín de tiempo y me pongo los calcetines.
Salgo con dudas de si me quedara algo para estos 10km, los primeros metros son de prueba y al ver que todo está dentro de lo normal comienzo a poner mi ritmo. 

Foto Rakel
Van a ser 2,5 vueltas y ya desde la bici me empezaba a notar deshidratado, así que a la primera oportunidad cojo la botella de agua del avituallamiento. Voy alegre pero en las zonas de aire el ritmo decae mucho, por suerte tengo objetivos cerca y me mentalizo en por lo menos coger a la gente con la que iba en el grupo de bici. Primera vuelta completada y viendo cómo va a ser el recorrido se dónde puedo coger aire y donde voy a sufrir. El calor empieza a hacer mella, noto los altibajos del ritmo y como no soy de geles y esas cosas exprimo mis gajos de mandarina hasta el final para ver si me dan algo más de energía.

Foto Rakel
Me queda media vuelta, es la zona en la que más gente hay, la verdad que el sector de carrera es muy agradecido si no se te da mal y con éstas encaro la recta final cruzando la línea de meta en 2:17:36 en 12ª posición, que oye, no está nada mal.


En meta saludo a participantes conocidos y otros que han estado peleando conmigo antes de ir a oír las primeras impresiones de mis supporters. Me acerco al avituallamiento, me rehidrato un poco y voy a recuperar los 20 euros entregando el chip y el dorsal. Aprovechando que estaba por allí Andoni, que ha llegado casi a la par que yo a meta, nos dirigimos hacia el polideportivo para pegarnos la ducha merecida de rigor. Ya de vuelta esperamos un poco gracias al buen tiempo a la entrega de premios. Yo no tengo ni idea y tampoco me preocupa mucho puesto que se supone que yo “participaba” en la general esa que decían. Pues bien, a la hora de los Veteranos 1 dicen mi nombre (no entiendo nada) y subo a por la copa del primer veterano. 

Foto Rakel
Y básicamente esto fue lo que nos deparo el fin de semana por tierras Laredanas. Decir que en general me gusta este triatlón, lo recomendaba a la gente, pero este año me ha sorprendido los “fallos” de organización que no había visto en ningún triatlón anterior. Espero que sepan hacer una autocrítica y pueda continuar como las ediciones anteriores, porque es un sitio que está muy chulo para la práctica de este deporte y hasta el día de hoy no se pasan con la inscripción.

martes, 14 de mayo de 2019

10 Km Maratón Martín Fiz 2019

Hace varios años que deje de hacer la carrera de 10 Km de Martín Fiz, una de las tantas modalidades de la que se engloba el “evento” de la Maratón del mismo nombre. Este año me dan una invitación de EDP para dicha carrera y me animo a asistir para ver si ha mejorado un poco de cómo la recordaba yo de la última vez con una salida que no tenía ni pies ni cabeza (los que corrieron aquella edición se acordaran).
Que un domingo te tengas que levantar a la misma hora que de diario….es un poco perezón, pero el horario del maratón manda y es lo que hay. Bicicleta en ristre y allí que vamos a las cercanías de mendizorrotza. A pesar de ser una carrera a bombo y platillo la verdad que no tiene ni punto de comparación con el ambiente de la media. Aun así, ya está la gente vestida de corto por los alrededores dando sus primeros trotes para empezar a calentar.
El día es perfecto para correr, fresco y con expectativas de que salga el sol, aunque para entonces yo ya estaré animando a los demás sufridos corredores si todo va según lo previsto. A 20 minutos de la salida dejo las cosas en la consigna y doy mis primeras zancadas de corto.
Entre que me voy un poco para arriba y un poco para abajo, se va acercando la hora de salida, sin mucha complicación me coloco en las primeras filas. Como hay tres carreras en una (cosa que me gusta más bien poco) no tengo una referencia clara de a quien tengo que seguir, Enaitz me comenta algo pero bueno, la cuestión será no perder el tren de salida. 

Foto Canofotosports
La cuenta atrás llega pronto y comenzamos con gran puntualidad. Salimos disparados, primeros metros muy engañosos picando hacia abajo, cosa que ya nos lo temíamos, pero parece que Gustavo tiene prisa por llegar y se pone a tirar como si no hubiese un mañana. Encaramos la Avenida bastante estirados pasando el primer km en 3 minutos, una barbaridad.
A Gustavo se le une Javi (los cuales van a hacer la media) y a pesar de disminuir ligeramente el ritmo siguen a una velocidad que los “mortales” como yo estamos siguiendo a duras penas. 

Foto Rakel
No sé cuánto podré aguantar el ritmo de estos y cuando echo una mirada hacia abajo, veo las famosas Vaporfly en sus pies (no hay nada que hacer, jajaja) sobre el Km 4, con los carteles de Km más desfasados que nunca he visto, decido bajar el pistón para poder llegar a meta.
Damos la vuelta a la rotonda para retomar a la Avenida y lo único que puedo hacer es ver cómo se van como miuras los dos de la media y uno de la de 10km. Al final de la avenida y en los pocos sitios donde hay animación me pasa Endika (también media) al que no intento ni seguir, pero que me vale para tener una referencia visual e intentar que no se me vaya mucho. A todo esto, desde que se me han escapado los compañeros de viaje oigo una respiración más cerca de lo que me gustaría y en las pocas ocasiones que tengo algo de fuerza intento apretar para abrir un poco de hueco, todo esto sin saber si es rival o no.

Foto Rakel
Subimos hacia Zabalgana y la ligera ascensión me mata, no tengo ni idea de cuándo vamos a dar
la vuelta así que solo queda apretar los dientes y seguir a mi ritmo. Noto que he dejado a algunos metros a mi perseguidor, volvemos a la calle Etxezaharra para llegar a Castillo de Fontecha y dirigirnos hacia mendi de nuevo.
Mementalizo diciendo que es bajada, aunque no deja de ser un falso llano hasta casi la rotonda. Todavía diviso a Endika no muy lejos y en la glorieta de portal de Castilla se bifurcan los caminos para los “populares” jajaja, y los demás. En este punto ya estoy bastante tocado de todo, el comienzo está empezando a pasar factura.
A lo lejos oigo como la gente anima a Martin, parece que viene como una exhalación porque cada vez oigo los gritos de más cerca.

Foto Aita
Llegamos al 10, a la meta todavía le queda un cacho y Fiz me pasa fácil, tan fácil que a pesar de que él está esperando una reacción por mi parte con miradas cada poco hacia atrás, yo lo único que hago es hacer lo mismo para saber dónde se encuentra el cuarto clasificado. Después del calentón que me he pegado por lo menos hay que entrar en “el podio”. Aun no sabiendo exactamente donde está la línea de meta, veo que la distancia es bastante amplia así que levanto el pie del acelerador y encaro los últimos virajes con relativa calma.


Foto Jose Cruz
Oigo las declaraciones del primero, casi cortadas por la aparición en meta de Martin. Le nombran hasta desgastarle el nombre y lo vitorean, yo no sé si ir un poco más despacio todavía para que le dé tiempo a mirar mi nombre en la lista. Bromas aparte, sigo mi ritmo y cruzo la meta. Tiempo para estos 10 Kms largos de 35:35 y en “3ª posición”, que sí que sobre el papel es así, pero teniendo en cuenta que delante de mi han pasado algunos de la media, pues hay que contarlo todo.


Charlo conel vencedor, un tío de lo más majo y nos sacamos la foto de llegada, saludo a los que van llegando y luego me dirijo a por la mochila para poder ducharme.
Así queahora con toda la mañana por delante, los telerines por un lado y Dy por otro vamos recorriendo las calles en pos de animar a la demás gente hasta que llegue la entrega de trofeos.


Foto Rakel
Que decir de esta carrera, la gente que me conoce sabe que siempre digo lo que pienso, no tengo la presión de otros que “no pueden hablar”, por no echar piedras sobre su tejado, yo como no tengo ese tejado (y aunque lo tuviese) pues me gusta dejar mi reflexión en pos de mejorar cualquier evento al que asisto (si es que vale de algo). Desde el punto de vista de corredor, veo que por buscar un afán recaudatorio, dejan detalles del plano deportivo en el aire y esta carrera no está sabiendo oír a los atletas. Por poner un ejemplo, no me gusta nada que con todos los sponsor que tiene, tantas ayudas y lo que cuesta la carrera para el corredor, todavía tengan que pagar los niños pequeños por “correr” una carrera (más bien pasear) o andar un poco en patines, para rascar un poco más, esto no es lo que yo haría para fomentar el deporte infantil. Pero como siempre el problema es del que paga no? Echo de menos, los sorteos de toda la vida con regalos de los patrocinadores, que te hacían llegar al cartel de los números con alguna esperanza de recibir algo, por muy “cutre” que fuese. Por no hablar la chapuza de la meta falsa de la media maratón, en mi
vida lo había visto, pero eso ya es otra historia. Con esto no quiero decir que todo sea un malo, se hacen cosas buenas, pero la balanza no se va hacia un lado claramente, el deportivo, que es hacia donde debería inclinarse.

lunes, 25 de marzo de 2019

XXVII Duatlon de Oñati-ko Duatloia 2019


Desde que empecé a hacer duatlones siempre había oído hablar del de Oñati, al principio lo veía duro pero aun quería ir a comprobarlo. Por unas cosas u otras, ningún año había podido acercarme, pero éste casualmente tenía el finde libre, el inicio de gripe de principios de semana ha ido remitiendo y por fin podría comprobar en mis propias carnes si lo que decían de él era verdad o solo un bulo.
Día caluroso el que nos recibe en Oñati, antes los duatlones los temía por el frio y la lluvia, pero de momento estoy librando. Aparcamos con tiempo y me acerco a por el dorsal. De momento en la plaza del pueblo hay un ambiente espectacular, las terrazas a reventar y mucho corredor empezando los preparativos. Voy haciendo tiempo, aunque me dirijo a meter la bici más pronto que tarde para evitar imprevistos de última hora.

Foto Aita
Comparado con los triatlones se hace extraño dejar tan poca cosa en los boxes, así que casi estas más rato hablando con los conocidos del mundillo que otra cosa.
Antes de empezar a calentar me reúno con los componentes del equipo, la charla graciosa impera y la espera se hace muy entretenida. Cuando faltan 30 minutos empiezo a dar las primeras zancadas, no hay dolores acusados de nada, no excuses.
Este tipo de duatlones me motivan más que los sprines, la equiparación a los triatlones olímpicos se adecua más a mis características, aun así el sector de bici me da algo de respeto por su dureza (aunque me dicen que antes era mucho peor). La cámara de llamadas de las féminas hace que termine mi calentamiento y me dirija a la salida. Saludo al gran Gontzal, otra de las amistades forjada en este mundillo y en breve comienza el baile para nuestra carrera. Presentación por megafonía de los 10 tops y detrás de ellos nos colocamos los restantes, en segunda fila se ve todo con menos presión, se pueden ver los nervios de varios de los de delante.

Foto Naike

Con todo preparado se levanta la cinta de salida, salimos como una exhalación y me intento colocar bien para afrontar estos primeros metros. Veo la cabeza de carrera, puedo ver una especie de marcador (cuan videojuego) encima de sus cabezas con el ritmo que corren, eso son de otra liga. Detrás de ellos también se lanzan a la aventura algún otro, pienso en salir, pero ese puntito de mas no creo que tenga que echarlo en estos momentos, así que con la mente fría me quedo a un ritmo adecuado mientras afrontamos la primera subidita. El primer km más rápido de lo normal como siempre y más sabiendo que estaba cuesta arriba, aunque donde me empiezan a pasar es bajando (que raro, jajaja). Mis piernas no dan para más y tengo que conformarme con que no se me vayan mucho. Cruzamos de nuevo por el centro, la animación de la gente es una pasada y la música que han puesto pone los pelos de punta.

Foto Rakel
Sobre el Km 3 estamos más o menos reagrupados de nuevo y entre Ugarte y yo llevamos el ritmo. Después de pasar a duras penas el repecho por primera vez nos dirigimos de nuevo al pueblo. En el ecuador de carrera empezamos a pillar a gente que se une a nuestro grupo, Gontzal y Bravo también pasan a los relevos y empiezo a poner la cabeza en como finalizar este primer sector. Me encuentro bien después del arreón inicial, pero tampoco me conviene romper el grupo porque va a hacer falta para la bici y gastar fuerzas en escaparme no tiene ningún sentido, así que continuo con mi ritmo.
Se aproxima la entrada a boxes, las calles para coger la bici son espectaculares, amplias y con separación así que al entrar encuentro mi bici a la primera. Me cuesta reaccionar y saber lo que hacer, pero por suerte no se me suelen dar muy mal las transiciones y salgo en segunda posición de los del grupo.

Foto Mikel
Primero aprieto para que no se me escape Mikel y cuando lo pillo, pongo todo en orden, trago de agua y a por la carretera. Con escasos 2 relevos nos pillan los compañeros de carrera y empezamos a relevarnos con bastante coherencia. Hasta el Km 5 vamos de cine, pero aquí ya nos pilla el grupo de Bizkarra, que nos pasan como aviones y nos unimos a ellos. 

Foto Naike
Hay un poco de desbarajuste con tanta gente, se va rápido pero no hay acuerdo para tirar, algún intento de fuga infructuoso hace más entretenido el tramo. Cuando me quiero dar cuenta estamos a punto de empezar la rampa del averno que me habían comentado, en las estrecheces del camino ya está el plato pequeño para lo que pueda suceder y en mi cabeza la lección de oro del compañero del curro “cuando creas que se ha acabado, pues no, todavía queda un poco”. Subida dura, para mi durísima, hasta la mitad de la rampa a duras penas me mantengo con ellos y a partir de ahí veo que me van sacando metros en cada pedalada. 

Foto Mikel
Me he quedado más o menos de los de la mitad, no me puedo descolgar en esta primera subida e intento sufriendo mucho disminuir la distancia, cosa que apenas consigo.
Llego arriba y no me da tiempo ni a descansar, tengo que hacer lo que sea por enlazar, si la subida era dura la bajada es muy peligrosa, pero no me queda otra. Es un poco desalentador ver cómo vas a tope y reduces muy poco, pero ese poco me hace confiar en que los puedo coger. Veo a mi padre y mi hermana de refilón, me dicen algo y me doy cuenta de lo concentrado que hay que ir en estas bajadas. A la entrada del pueblo ya los medio tengo, apuro un poco más en las curvas y antes de la subidita de inicio puedo contactar buff. Cuando acabamos de subir coge las riendas del grupo Bizkarra, cuan capitán de barco empieza a organizar un poco el cotarro y nos ponemos a dar relevos. Gracias a él y a los compañeros que por lo general no se están escondiendo intentamos evitar que nos coja el grupo que se ha formado detrás. 

Foto Naike
Giro de 180º, típico latigazo, apretón y a continuar con la labor hasta la rampa y allí que sea lo que Dios quiera.
Por suerte no nos han atrapado y empezamos a subir, quedarme esta vez me importa menos que antes, pero tampoco quiero que me saquen mucha diferencia, por lo que toca apretar los dientes, con la ventaja de que ya sé cómo va el tema. Los buenos de nuevo a lo suyo y yo tipi-tapa hasta arriba. Como era de esperar acabo descolgado al llegar arriba, pero ahora toca bajar con todos los sentidos en la carretera y llegar al último sector. 

Foto Rakel
Bajada rápida pero sin apurar tanto como antes, tengo referencia visual con varios compañeros mientras ingreso en el pueblo, ahora a intentar hacer una buena transición.
Me calzo las zapatillas de nuevo, consigo arañar algún segundo y salgo a dar lo que me queda en estos últimos 5 km. Con esta distancia es posible recuperar algo de terreno, aunque soy consciente que los que andan por delante están ahí porque lentos no son. En la subida del primer Km apenas recorto la distancia, pero al tomar calle abajo, esta vez soy yo quien rebasa a algunos de los predecesores. 

Foto Rakel 
A partir de aquí diviso a Gontzal que anda algo lejos, es un grandísimo corredor, pero a partir del avituallamiento intermedio observo que le estoy reduciendo la distancia y me anima a apretar.
Giro de 180º y le doy caza, tengo ligeros avisos de los isquios, espero que se no se me estropee la carrera por ello, así que reduzco un poco y ahora es Irigoien quien tira del terceto. 

Foto Rakel
Por el momento los avisos han remitido y quedando 2 km decido volver a tomar la delantera. Antes de la subida, me recibe “il demoni” de todas las carreras (este tío es un crack) con la mitiquisima canción de “Sandstorm” de “Darude”, buahhh menudo subidón de energía para afrontar la rampa. Le levanto la mano en plan saludo y afronto el repecho abriendo algo más de hueco. Ya solo me queda bajar hacia la recta antes de entrar a la plaza. 

Foto Fotorunners
Echo un vistacillo, tengo margen de sobra y entre el griterío del publico me adentro hacia la alfombra de llegada.
Cruzo con 1:54:47 en 7ª posición, que es una pasada viendo el nivel que hay en las carreras, pero más que por el puesto (que también) me alegro por como he gestionado todo, y lo bien que ha respondido el cuerpo, la verdad que hacía mucho que no me sentía tan completo.


Poco más puedo decir de esta carrera a la que tantas ganas tenia de venir, todo lo que digan de ella es poco, es dura sí, pero con un ambiente increíble, una afición espectacular y una organización de lujo.

Foto Aloñamendi K.E Triatloia


martes, 19 de marzo de 2019

II Duatlon Sprint Contrareloj por Equipos Amorebieta-Etxano 2019


Con el cambio de equipo de este año se habla de participar en el duatlón sprint por equipos de Amorebieta, la verdad que desde que dejé el futbol lo de participar en equipo lo tenía olvidado, pero me animo a competir en esta modalidad para probar el tema.
Sábado por la mañana y a recordar que había que meter en la bolsa, aunque cuando empiezas te das cuenta de que todavía te acuerdas y tampoco es para tanto. Diana se había ido en bici con algunos más hacia allí, asi que a la hora quedada a por el resto de la family y cogemos rumbo.
Nos adentramos en el pueblo y ya se ve a la gente con los dorsales y las bicis, son el GPS de las carreras, difícil perderse. Espacio cercano para aparcar y al salir de la furgo nos reciben 25 grados. Al poco llegan varios coches con más componentes del equipo, asi que a esperar nuevas indicaciones de cómo hay que preparar el tema. Para empezar, ya están los dorsales cogidos y se van repartiendo por los tres equipos que se han organizado. Comienzo a poner como de costumbre las cosas en la bici y antes de entrar al box deciden ir a ver el recorrido de salida (pero como decía el otro, el que no sabe es como el que no ve). 

Foto Rakel
Apurando el tiempo de cierre nos ponemos en la cola, primer problema al faltar las pegatinas de uno en el casco, asi que nos orillamos y a esperar a que llegue con ellos. Segundo problema, parece ser que no coinciden las letras de cada corredor con las que nos hemos repartido, se subsana el error y esta vez sí, para adentro.
Al llegar a la barra cuelgo el vehículo, es raro porque no tiene tu numero sino el del equipo, por lo menos va a ser fácil encontrarlo. Todo listo y aprovechando el calentamiento vamos a reconocer como va a ser el circuito de carrera. Llega la hora, salen los 3 grupos de chicas y empiezan a salir los chicos, la diferencia de 30 segundos por cada equipo se me hace muy corta, pero por lo menos el tiempo de espera hasta nuestra salida va a ser menor. Nos llaman para que nos vayamos preparando, somos de los últimos 6, antes ya han salido los otros 2 equipos a los que hemos animado en las primeras curvas.
Antes de salir hablamos de cómo vamos a ir más o menos, no hay estrategia ni nada por el estilo, sabemos lo que somos y a lo que venimos, pero sí dejamos un par de cosas claras, la idea es llegar todos juntos aunque perdamos unos segundos. 

Foto Festak.com
Pues bien, ahí estamos debajo de la carpa esperando la cuenta atrás y cuando se da comenzamos la vuelta al circuito de atletismo. Primeros momentos de ver a que ritmo hay que ir, no quiero separarme mucho y estoy mirando atrás constantemente. Hemos empezado algo fuerte pero pronto nos recomponemos. La zona por la que se corre es muy estrecha y entre que vas en grupo, adelantas a grupos y te cruzas con grupos, me parece que no es un circuito nada bonito para este tipo de evento.

Foto Rakel
Después de la primera bajada larga toca retomar al punto de partida, en la subida Fardo comenta que no va a poder, bajo el ritmo y aviso a Bravo para que haga lo mismo, por lo menos hay que llegar los 5 a bici. Vamos acortando distancia a los de adelante y llegamos al ecuador. Después del nuevo aviso, Bravo se pone a empujarle y le animamos a seguir aunque insiste en dejarlo. 

Foto Naike
Comento que no pasa nada por ir más despacio, ya lo hemos hablado, pero yo creo que ya empieza a ser mas de cabeza y sobre el Km 3 decide retirarse a un lado, es una pena, son los problemas de este tipo de carreras. Ahora ya con 4 nos toca controlar más el asunto del ritmo, no puede perderse ninguno más por el camino.
Y asi llegamos a la T1, primer escollo superado y a ver lo que nos depara la bici. Justo en la salida nos topamos con otro equipo, están parados en la línea de montaje, me cuelo entre ellos todavía con la bici en la mano y me monto más adelante. 

Foto Festak.com
Aun cogiendo esa ventaja tengo que mirar hacia atrás para esperar a los compañeros. Ya en grupo empezamos a bajar, badén y primer peligro, rotonda que se cierra hacia la derecha, Jon y yo alargamos la curva, pero conseguimos volver al sitio. Y ahora sí, los 4 a pedalear a lo que se pueda. El viento de cara a la ida hace que los toboganes vayan minando las piernas, pero vamos pasando bien a los relevos, dejando a Palacios recuperar como lo habíamos hablado. Intento dar relevos largos y fuertes, aprovechando el punto extra que voy a tener al final en carrera. En este tramo pasa parecido al anterior, adelantar a grupos o que te adelanten entre todas las curvas que hay en algunos sitios es complicado y peligroso y si a eso se le añade que hay que mirar para no dejar a nadie por el camino o no quedarte tú, hace que tengas que estar con todos los sentidos alerta.


Foto Naike
Primera mitad del sector y la verdad que no vamos mal, solo nos han adelantado los equipos pros y estamos manteniendo un buen ritmo. Barandi me comenta que va dejar de dar algún relevo, le digo que sin problema, pero aun asi colabora para este final de bici. A pesar de lo bien que lo estamos haciendo se tuerce un poco la cosa a falta de 1 km. Bravo entra en una rotonda, coge la primera salida, le indican que por ahí no, yo que iba detrás me cuelo casi con él, pero soy capaz de rectificar al clavar los frenos. Jon esta ahora delante y entre indicaciones erróneas en vez de coger la segunda salida, se adentra hacia una calle, vaya jaleo por dios, tampoco es la correcta, madre mía. Pues con esto que perdemos un tiempo hermoso en una dichosa rotonda y estamos desperdigados. Bravo ha sido capaz de saltar la acera y se va hacia delante, yo en el regreso a la carretera aminoro para esperar a los otros 2 y cuando retomamos rumbo hacia la última rotonda veo a Bravo caído en el suelo, madre del amor hermoso, que locura.
No sé si pararme o no, me comenta que está bien e intenta poner la bici en orden. Asi nos vemos pasados por un par de equipos, yo miro para atrás el tocayo está viniendo, pero parecen los dibujos animados, por más que yo voy casi parado no le veo acercarse (le estaba rozando la rueda en la vaina) la verdad que fue algo gracioso, porque no decirlo y todo esto mientras Palacios y Barandi están en la línea de bajada esperándonos, jajaja. 

Foto Festak.com
A pesar de perder una barbaridad de tiempo en estos altercados, conseguimos llegar los 4 y bajamos hacia boxes. En la salida y aun sabiendo la respuesta que me iba a dar le pregunto a Alberto si está bien, pero lo dicho esta curtido en mil batallas de estas.

Foto Aita
Poco más de 2 Km y habremos finalizado, alcanzamos a un grupo, le rebasamos y ahora sí, Bravo empuja a Jon y yo hago lo propio con Palacios, se me hace extraño, pero dicen que funciona el invento, asi que en las subidas le empujo y en las bajadas intento recuperar porque la tontería esta cansa, jeje. Y asi entre los ánimos de la gente entramos a la pista que nos vio salir hace casi una hora, adelantamos a un último grupo y cruzamos la meta.

Foto Festak.com
Llegamos en 58:11 en 7ª posición, un gran puesto, aunque una lástima todo el tiempo perdido en esos altercados, pero los “isis” no valen y las carreras son asi, por lo que hay que estar contentos por el trabajo realizado.


Nos damos la enhorabuena porque visto lo visto, llegar medio sanos ha sido todo un logro y por lo que cuentan no somos los únicos que han sucumbido al roce del asfalto. Si ya de por si el formato sprint me parece agónico, esto del equipo me ha dejado con las piernas calientes, pero la verdad que ha sido muy chulo. Ahora fotico de equipo, risas y a comentar la jugada y otras penurias en la cenica.

martes, 12 de marzo de 2019

VIII Carrera Bomberos Madrid 2019


Nos adentramos en marzo, hace un par de meses vi la carrera de bomberos de Madrid que estaba a un precio razonable y aprovechando el alojamiento de la familia madrileña me animo a apuntarme y así tener una excusa para hacer una visita.
La logística empieza el día anterior al viaje, puesto que mañana al acabar la guardia me pasan a recoger y tomamos rumbo hacia la capital. Viaje tranquilo, parada para realizar pequeñas compras y ya arribamos al destino.
Por la noche, el capo (que también va a correr) organiza los horarios de partida y nos vamos a dormir. No teniendo que madrugar en demasía nos dirigimos hacia el metro y después de recorrer las entrañas de Madrid sacamos la cabeza por el agujero de Callao y empezamos a ver el ambiente deportivo. Mucha gente por los alrededores del Km cero, dónde los corredores reemplazan está mañana a los turistas que luego llenarán las calles.

Foto Dy
El frío mañanero hace que la hora de cambiarse la retrase un poco, pero en cuanto me animo me despojo de la ropa y empiezo a trotar. Bajo hasta la ópera y como por aquí no voy a encontrar ningún seto me adentro en un bar para echar la meadilla del nerviosismo previa. A falta de 15 me voy acercando para echar un ojo a la línea de salida, pero viendo que ya está bastante repleta me quedo para no quedarme retrasado como de costumbre. Primera salida, la de la gente de egoísmo positivo (espectacular labor la que hacen está gente, todos mis respetos). 5 minutos después salida de los equipos de bomberos, está hubiese estado bien correrla con mis compis, pero era complicada la organización. Por último, mi salida, pegadito al pilar izquierdo del arco nos dan la cuenta atrás y salgo intentando no perder el tren en la primera subida. 

Foto Bomberos Madrid
Sin quererlo me veo colocado en primera posición al final de la cuesta, pero como voy bien mantengo el ritmo. Al poco veo que ya viene el séptimo de caballería y me sobrepasa un corredor y al poco otro. En la bajada a la Cibeles mantengo con sufrimiento la tercera plaza. En los comienzos de la recta hacia el Bernabéu el corredor del Bikila se va separando y nos mantenemos los otros dos. 

Foto Dy
La carrera pica ligeramente hacia arriba, vamos por el tercer km y todavía quedarán otros 3 para girar hacia abajo, así que sin perder referencia visual me pongo a tirar del dueto. Nos vamos dando algún relevo en esta inmensa carretera cerrada hoy para nosotros. No sé cómo está la cosa por detrás, quiero esperar hasta el giro para hacerme una idea. Llegamos al final de la recta, el primero nos sacará unos 20 segundos y después de llevar el peso de la subida hago el giro y veo a nuestro grupo perseguidor a una distancia parecida a la que nos saca la cabeza de carrera a nosotros.
Quedan 4km y todo es bajada que, aunque parezca una ventaja para mí no lo es y espero poder mantener la ventaja. Mi compañero de viaje comienza a incrementar el ritmo, mis piernas ya no las puedo revolucionar más y se me empieza a escapar. En la vuelta me cruzo con los otros corredores, me animan y les agradezco sus palabras. De estas que me cruzo con el capo y anima seguir apretando para poder coger al segundo (luego le diría que me había soltado, jiji).
A 2km de meta la carrera ya se ha vuelto monótona, pero ver a la gente de egoísmo positivo parados y animarme al paso hace que se me pongan los pelos de punta. Una miradita hacia atrás por si acaso, no veo peligro en el horizonte y creo que el podio ya está seguro. Llego a la última rotonda y diviso el arco de llegada, voy reduciendo la velocidad y aplaudo a la gente de línea de meta para agradecer su apoyo. Hago un gesto gracioso a los bomberos que están en la escala y me aproximó a la línea de llegada.

Foto Soycorredor
Cruzo en 3ª posición con un tiempo de 33:20, el speaker me nombra y saludo a la gente que está por allí. En la clasificación de bomberos me dicen que he hecho primero, así que ni tan mal ;). Para soltar un poco voy trotando hacia la contra para ver la llegada de Francisco que llega con un tiempazo, aunque esté mes el reto se le pone cuesta arriba, jajaja. 


Antes de finalizar está llegando la gente de egoísmo positivo y animados por el speaker nos vamos acercando a la línea de meta para dar el reconocimiento que se merecen tanto unos como otros. Después llega la extensa entrega de premios, doy la enhorabuena a los que están conmigo en los dos podios y charlo con algún bombero de Madrid. 


Fotos Dy
La carrera me ha parecido chula, pasando por sitios emblemáticos de Madrid, bien organizada y con fin solidario, vamos lo que suelo pedir yo a estos eventos. Por último, cargamos de la mejor manera posible con los regalos recibidos y vamos con la familia a disfrutar un poco de las calles madrileñas, ahora me toca a mí turistear un poco, pero solo un poco eh.

martes, 5 de febrero de 2019

IV Carrera Nocturna La Caleta de Adeje 2019


De esto que te vas una semana de vacaciones a Tenerife y paseando el primer día ves que en unos días hay una carrera por los alrededores. Pues lo piensas un poco, no sabes que hacer y después de consultarlo con la acompañante y antes de aventurarnos a la subida al Teide cogemos el móvil y nos apuntamos antes de que nos echemos atrás. La verdad que pinta bien, es una carrera nocturna, pero nocturna de verdad, no como algunas de mi territorio. La idea es correr la de 10km, aunque también haya opción de 5km. Tampoco faltan los "lloriqueos" una vez apuntados, sobre todo después de cada largo día pensando por qué narices nos gustan tanto estás cosas, jaja.

Pues bien, después de coronar el Teide y patear gran parte de la isla llega el día de la carrera. Decidimos pasar la mañana "más tranquilos" a pesar de andar de un lado para otro y por la tarde nos desplazamos hacia La Caleta para la recogida de los dorsales. Llevan desde las 12 de la mañana con diversas actividades para amenizar el día, la verdad que está todo muy bien montado a pesar de su corta andadura (es la 4ª edición). 

Dorsal en bolsa y ya que estamos disfrutamos un poco del paisaje que nos ofrece el pueblo con su naturaleza desértica y sus bonitas playas. La espera se hace larga y después de ver la puesta de sol nos vamos aproximando a la zona de salida. Desde muy pronto se veía gente por los alrededores, pero a estas alturas ya se nota el ambiente competitivo. 45 minutos para la salida y nos vamos a preparar, temperatura de 18ºC en el termómetro y a "calentar". 

Foto Dy
La aventura va a ser muy empinada puesto que el desnivel es bastante elevado para lo que estoy acostumbrado a correr, pero me imagino que pica para arriba para todos igual, casi me da más "miedo" las bajadas en las que mis piernecitas no se pueden alargar como las de mis rivales.

A 5 minutos de la salida y viendo que hay un buen tumulto decidimos insertarnos para coger algún sitio digno. Diana se va hacia la mitad y yo intento colocarme lo más adelante posible, pero solo consigo llegar a la sexta fila rodeado de gente, no veo ninguna línea de salida y a priori se ve que no hay ningún orden de velocidades, pero no soy quién para decir a nadie dónde se coloca, creo que va a haber que "pelear" para no perder el tren de salida.

Llega la hora, va pasando el tiempo y no hay visos del comienzo. Oigo a gente que anda como yo, sin saber el recorrido y a pesar de las explicaciones lo único que me queda claro es que hay que subir y bajar, jajaja. Pasan los minutos, la verdad que nunca había tenido un retraso tan largo y tampoco se oye nada por megafonía que indique cuando va a ser el inicio. Pasado los diez minutos comienza la cuenta regresiva de 10 segundos así que a espabilar y al lío.

Foto Conchip canarias
Pistoletazo y primeros empujones, yo a cualquier hueco que veo me lanzo para allí, oigo algunas quejas de gente que le empujan (lo que he dicho antes, también tienes que saber dónde te metes). Primeros metros cuesta arriba, zigzagueo imposible entre la gente y a pesar de estar algo rezagado consigo llegar a arriba con la gente de cabeza a la vista. A partir de aquí toca coger respiración y ver cómo se desarrolla la carrera. En la primera baja comienzan a rebasarme algunos, pero sigo en buena posición. Pasamos un puente, uno de los corredores me pega un empujón poco limpio en la curva y eso me enciende un poco, le miro, pero no merece la pena decirle nada. Se ha formado un grupo de unos 10 corredores, me imagino que algunos irán a la carrera de 5km y todavía tengo que ver cómo es el recorrido de esta primera de las dos vueltas para hacerme una idea así que tampoco me vuelvo loco y sigo manteniendo la distancia visual y el ritmo.

Llegada al 3 subiendo de nuevo, me pego a un compañero que va muy parejo y tiramos para arriba todo lo que queda juntos. Parece ser que el último km es de bajada y mientras intento no perder mucha distancia me pasan un par de corredores. Cerca está el final de la primera vuelta y así sabré exactamente en qué posición estoy. Veo de lejos que algunos se están metiendo a meta y cuando me acerco para el giro de 180º me sorprendo con la espera del coche de cabeza de carrera. Por lo que parece todos los que me precedían corrían la otra y voy primero, me cagüen la leche Mari Carmen, ahora sí que comienza la carrera.

Llevo al segundo a escasos metros y en la primera cuesta ya formamos el dueto de cabeza. Espero al giro por el puente para ver a cuánto están los demás. En la oscuridad diviso a otros dos corredores no muy lejos y viendo lo que queda todavía puede pasar cualquier cosa. En la zona llana me rebasa el compañero, pero cuando vuelve a picar le paso de nuevo, está vez quiero llevar las riendas. En la poca bajada que hemos tenido he visto que no me ha pasado y empiezo a pensar en ese último km de cuesta abajo. Hace un rato que hemos empezado a doblar a gente y eso hace que no solo me centre en el coche con el crono, haciendo más llevaderos los metros. A falta de 2,5 km empiezo a escuchar la respiración del segundo un poco más lejos y aprieto en lo que queda de subida para intentar ganar una pequeña renta de cara al final. Las piernas ya están bastante fastidiadillas y en el penúltimo repecho la velocidad decae bastante. Por suerte recupero en la parte llana y en el giro veo que tampoco me ha recortado en exceso. 

Última subida entre los ánimos de la gente de dentro a la que rebaso y a la que también ánimo, hacen que me deje todo lo que tenga para llegar al giro que me dirigirá al vertiginoso descenso. Las piernas ya no puedo revolucionarlas más y entre pasos por rotondas me voy acercando a la meta. En plena bajada echo una mirada hacia atrás y veo que ya no me puede alcanzar así que tomo la bifurcación hacia el arco. Está entrando una chica y decido no meterme por el medio. Quedan 50m y casi me pongo a andar porque también está pasando el coche, para las pocas veces que ganó quiero una entrada algo limpia. Aun así, ya andando miro hacia atrás, veo que el segundo acaba de dar la curva, aunque ya casi estoy por el arco, me imagino que no me dará por sprintar. Por suerte se despeja un poco la zona, alzo los brazos y disfruto el momento de pasar en 1ª posición con un tiempo de 35:20 para un circuito tan duro. Al cruzar me doy la vuelta y felicito al segundo e intento coger algo de aire. De estas que me levanto y veo que está el speaker a mí lado, me pregunta el nombre y me hace algunas preguntas sobre la carrera, ostia, me ha pillado por sorpresa. 

Foto Lydia Garcia

Voy a recoger algo para beber y para comer y aprovecho para soltar un poco yendo a la contra para ver si me cruzo con Diana. En una de las últimas rotondas pasa la primera chica y al poco pasa el spuknik dinamita que me indica un 2 con su mano (la madre que la parió). Pues nada, para abajo que voy y la encuentro con una sonrisa de oreja a oreja. Charlamos sobre la carrera, ella más que yo, jaja. Vamos al coche a dejar cuatro cosas y volvemos para recoger la paella que la organización ha hecho para toda la gente allí presente. Al final empieza el protocolo de la entrega de premios, se alarga un poco la cosa, pero como tampoco hay mucha prisa no hay problema.
 
Foto Lydia Garcia
Por último y después de recibir un premio de un finde de un coche gracias a un concesionario de la zona, vamos a hablar con la gente de la organización para comentarles nuestra situación y que sintiéndolo mucho no podemos hacer uso de ese buen premio. Le pilla un poco por sorpresa e intenta pensar alguna solución, pero le comento que simplemente era para comentarlo (y para dejar el pedazo de cartel) que no pasa nada. Así que nada, agradecer a la organización que lo ha hecho bastante bien a pesar de algunos fallitos que seguro que solucionaran en la siguiente edición. 

http://conxip.com/clasificaciones_general.php?Evento=2143

Y por nuestra parte poco más, que habrá que seguir pateando la zona, que todavía quedan dos días y entre otras cosas Anaga nos espera ;)